Prótesis

La pérdida de un diente acarrea una serie de secuelas que van a comprometer la masticación, la salud y la estética de la boca

Si perdemos un diente es muy importante restituirlo cuanto antes ya que, de lo contrario, el desplazamiento de los dientes vecinos hará que perdamos el “hueco” y sean necesarios otros tratamientos previos a la colocación de la prótesis dental, como la ortodoncia. Es decir, tendríamos que recurrir a tratamientos más complejos y costosos.

Tipos de prótesis

  • Prótesis removibles

“De quita y pon”. Más sencillas y económicas.

De resina.

Apropiadas, sobre todo, como opción temporal, mientras la boca está siendo tratada de otros problemas, antes de pasar a una opción fija.

Esqueléticas (metálicas).

Más estables y confortables que las de resina.

  • Prótesis fijas

Más parecidas a los dientes naturales.

Dentosoportadas (“Puente dental”).

Los dientes adyacentes a los espacios a reponer funcionan como pilares. Estos dientes deben ser tallados (“limados”) para posteriormente ser recubiertos por coronas (“fundas”) que sujetarán las piezas a reponer (llamadas pónticos).

Implantosoportadas (“Implante dental”).

Consisten en la colocación, mediante un procedimiento quirúrgico, de uno o varios implantes dentales. No es necesario tallar los demás dientes y, por tanto, es un tratamiento más conservador, así como lo más parecido a los dientes naturales.

Preguntas frecuentes

¿Ocurre algo si pierdo un diente y no lo repongo?
¿Cuál es la mejor opción de prótesis?

Contacta con nosotros telefono 959 25 13 46 email E-mail