Reconstrucción dental: qué es y cuándo recurrir a ella

Tabla de contenidos

Tu sonrisa puede cambiar en apenas unas décimas de segundo a causa de un golpe que haya podido fracturar uno o varios de tus dientes. En estos casos, la reconstrucción dental puede ser la solución a tus problemas. ¿Quieres saber cómo recuperar tu sonrisa de la forma más rápida y eficaz? En Clínica Enrile te contamos qué es y cómo se hace la reconstrucción dental, qué tipos hay y, en definitiva, trataremos de aclararte las posibles dudas que tengas al respecto.

¿Qué es una reconstrucción dental?

La reconstrucción o restauración dental es un tratamiento en el que se intenta restaurar el diente en los casos en los que el daño afecta tanto a la funcionalidad como a la estética de la boca. Se practica en el marco de la odontología conservadora, es decir, tratando de conservar la anatomía original del diente natural, eliminando solo los tejidos afectados y restaurando su función y, por tanto, la salud de tu boca.

Una caries, un traumatismo, un proceso erosivo… Cualquiera que sea el origen y el estado del deterioro, será valorado por tu dentista, quien decidirá en consecuencia qué tipo de restauración dental necesitas.

Tipos de reconstrucciones dentales

Atendiendo al procedimiento que tu diente necesite para ser reconstruido, las restauraciones se dividen en los siguientes tipos:

  1. Obturaciones o empastes. En estos casos el daño es mínimo. Consiste en rellenar un defecto del diente causado por una caries o una fractura dental. El material empleado suele ser una resina o ‘composite’.
  2. Incrustaciones. Este tipo de reconstrucción está indicada para dientes que han sufrido un daño considerable. Sirve para sustituir la parte afectada del diente mediante una pieza diseñada a medida que se incrusta en el defecto del diente como si se tratase de un puzzle.
  3. Carillas o frentes laminados. Se emplean cuando el daño es leve, como cuando salta parte del esmalte del diente. En estos casos, se restaura con la adhesión de una lámina muy fina o carilla fabricada en cerámica, circonio o resinas.
  4. Coronas o fundas. En estos casos el diente suele estar muy deteriorado o roto. Son coberturas completas o parciales de la superficie de los dientes. Se fabrican a medida y pueden ser de metal, porcelana o resina. Se suelen emplear tras la endodoncia de una pieza muy destruida, cuando no se puede hacer un empaste o una incrustación.

En todos los casos, será un profesional quien valore qué opción será la más adecuada según las complejidades o circunstancias de cada paciente.

Reconstruccion dental carillas

Cuidados y recomendaciones tras una reconstrucción

Los cuidados que requiere tu boca tras una reconstrucción dental no difieren de los cuidados de higiene buco-dental básicos que debes seguir diariamente. Te los recordamos:

  • Cepíllate los dientes al menos dos veces al día, a ser posible con una pasta fluorada.
  • Pásate el hilo dental diariamente para evitar que los restos de comida permanezcan entre los dientes. Del mismo modo, es recomendable que utilices cepillos interdentales.
  • Acude a tu dentista de forma periódica, sobre todo si recientemente te has sometido al algún tratamiento o intervención.
  • En el caso de que tras la reconstrucción dental necesitases seguir unos cuidados determinados, será el profesional que te haya atendido quien te dará esas pautas.
  • Mantén una dieta equilibrada, evitando consumir en exceso alimentos azucarados y almidonados que puedan favorecer la aparición de caries u otras bacterias e infecciones.

Antes y después

En las siguientes imágenes se puede observar un caso clínico en el que la paciente se sometió a una restauración dental de los incisivos centrales mediante composite.

Preguntas frecuentes

Tu sonrisa es tu carta de presentación al mundo. Si estás a punto de cambiarla en mayor o menor medida, es normal que tengas numerosas dudas. Desde Clínica Enrile intentaremos resolver todas las que podamos:

  • ¿Qué diferencias hay entre una reconstrucción y un empaste?

Aunque ambos procedimientos se realizan con el fin de recuperar en la medida de lo posible el estado original de uno o varios dientes, la principal diferencia entre ambos radica en la complejidad del daño y, por ende, de su restauración. En el caso de los empastes, solo se ve afectada una cara o una pequeña superficie del diente; mientras que en una reconstrucción se recuperan varias caras o superficies del mismo.

  • ¿Cuánto dura diente reconstruido?

Teniendo en cuenta que lo más duradero siempre será el diente virgen, una reparación suele ser bastante duradera; aunque dependerá del tipo de reconstrucción que se realice y de los materiales que se empleen. Por norma general, la durabilidad está sujeta a la complejidad del tratamiento: a mayor dificultad, menor duración. Por eso, un consejo: cuida tus dientes.

  • ¿La reconstrucción es dolorosa?

No tiene por qué. Cuando el daño ha alcanzado capas más profundas del diente, es probable que haya cierta sensibilidad o dolor porque se acerca ‘al nervio’ de la pieza; no obstante, en estos casos la reconstrucción se realiza mediante anestesia, por lo que apenas debería de haber molestia. Sí que podría haber cierto dolor postoperatorio en las articulaciones mandibulares cuando ha habido limitación de la apertura bucal durante la intervención. 

  • ¿Cuánto cuesta una reconstrucción dental?

El precio de una reconstrucción dental dependerá del tipo de reparación y del material que se use. Las más baratas son los empastes, mientras que la implantación de una corona suele estar entre los procedimientos más costosos.

En Clínica Enrile valoraremos tu caso al detalle para ofrecerte la solución que más se ajuste a tus características concretas. Visítanos o ponte en contacto con nosotros para más información.

Escanea el código